2020: También presenta peligro de una guerra nuclear

La Prensa Sonora
2020-10-27

(CNN) — Honduras firmó este sábado para ratificar el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares (TPNW). Es la nación número 50 que lo hace. El acuerdo ahora ha alcanzado el umbral requerido para entrar en vigor en 90 días, el 22 de enero.


Este evento marca la primera vez desde Hiroshima que la simple posesión de armas nucleares se considerará un crimen según el derecho internacional, aunque no es vinculante para las naciones que no lo firman. La entrada en vigor del tratado no podría ser más oportuna.


El presidente de Estados Unidos tiene la capacidad de lanzar un ataque nuclear por su propia autoridad, sin requerir la autorización del Congreso, el gabinete, el vicepresidente o el Estado Mayor Conjunto. Es difícil imaginar un ejemplo más perfecto del demencial peligro con el que seguimos viviendo mientras mantengamos enormes arsenales de armas nucleares.


Incluso una persona sana, que posea un buen juicio, no debería tener la capacidad de lanzar estas terribles armas. Las consecuencias son simplemente demasiado grandes y la gente es, bueno… humana. Como seres humanos, somos propensos a cometer errores, y la tecnología que hemos creado también lo es.


Se pueden corregir muchos errores. Pero no una guerra nuclear. Los estudios de la última década han demostrado que incluso una guerra nuclear limitada, que involucre menos del uno o dos por ciento del arsenal nuclear mundial, mataría a decenas de millones directamente. Peor aún, causaría una alteración del clima mundial y una hambruna que pondría en riesgo a miles de millones de personas y acabaría con la civilización tal como la conocemos.


Incluso antes de la pandemia del covid-19, el peligro de una guerra nuclear crecía a un ritmo alarmante. Expertos, como el exsecretario de Defensa William Perry, han advertido que estamos más cerca de la guerra nuclear que nunca y el panel de expertos del Bulletin of the Atomic Scientists ha establecido su icónico Reloj del Juicio Final a 100 segundos para la medianoche, lo más cerca posible que ha estado alguna vez del armageddon.


Entonces, incluso mientras lidiamos con la pandemia de coronavirus, que ha matado a más de un millón de personas en todo el mundo, y con la agitación económica que ha causado, es fundamental que avancemos lo más rápido posible para eliminar las armas nucleares y la inminente amenaza existencial que suponen.



Comentarios de esta nota
Comenta esta nota
Medios Internacionales