España también tiene su laguna de tóxicos mineros

La Prensa Sonora
2019-07-15

Si hace una semana los expertos en Rusia alertaban a instagrammers y curiosos de los peligros de bañarse en las aguas turquesas de "La Maldivas de Siberia", ahora es en España donde advierten del riesgo de sumergirse en "El Chernóbil Gallego". 

Ubicado en la comarca de Carballo, en Galicia, el Monte Neme ofrece a los Instagramers una estampa irresistible. Tras sus montañas robustas, esconde un lago turquesa recóndito que en las fotografías en la red social da el aspecto de un enclave paradisíaco caribeño. Pero no lo es.

En realidad, el Monte Neme es una antigua mina de wolframio. Durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler pidió al dictador español, Francisco Franco Bahamonde, que extrajera este material, que en aquel momento sólo podía encontrarse en Galicia, León, Cáceres y Extremadura.



Comentarios de esta nota
Comenta esta nota
Propone  Miroslava Lujan crear Fiscalia Especial de Personas Desaparecidas
Medios Internacionales