Condenan a ex gobernador de Río por corrupción

La Jornada
2017-06-13

Curitiba, Brasil, 13 de Junio del 2017.-  El ex gobernador del estado brasileño de Río de Janeiro Sérgio Cabral fue condenado hoy a más de 14 años de cárcel por cargos de corrupción vinculados con la causa Lava Jato, comunicó el tribunal a cargo en la ciudad de Curitiba.

Cabral, miembro del partido conservador PMDB, del presidente Michel Temer, fue declarado culpable de haber recibido sobornos por al menos 2.7 millones de reales (812 mil dólares) para conceder obras públicas a la empresa Andrade Gutierrez en Río.

"El delito se inserta en un contexto más amplio (...) de una cobranza sistemática por parte del ex gobernador y de su grupo de un porcentaje de soborno sobre toda obra pública en el estado de Río de Janeiro", señaló el juez a cargo de los procesos, Sérgio Moro.

Junto con Cabral fueron condenados su ex secretario Wilson Carlos Cordeiro da Silva Carvalho y su antiguo colaborador Carlos Miranda, a diez años y ocho meses y diez años de cárcel, respectivamente.

La condena íntegra de Cabral, preso desde el año pasado, fue de 14 años y dos meses por delitos de corrupción y lavado de dinero. La esposa de Cabral, Adriana Anselmo, hasta ahora en prisión domiciliaria en su casa en Río por la misma causa, fue absuelta.

El caso de Cabral, un ex periodista de 54 años, es considerado como uno de los más claros para mostrar la enorme magnitud de la corrupción política en la primera economía latinoamericana.

Varias obras grandes de infraestructura en Río, muchas de ellas relacionadas con el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, están bajo sospecha de corrupción.

La condena de Cabral está enmarcada en la megacausa llamada "Lava Jato" ("Lavado de autos", por un estación de autoservicio donde empezaron los operativos), considerada como la mayor operación sobre corrupción en la historia brasileña.

Decenas de políticos y empresarios están acusados de participar en una trama de sobornos que empezó en la petrolera Petrobras, un gigante controlado parcialmente por el Estado.

Los funcionarios recibían sobornos para conceder millonarias obras públicas a las empresas interesadas, que compensaban sus "sobrecostos" inflando los precios finales de los contratos.

La trama de "Lava Jato" se extiende en tanto a varios países de América Latina y alcanza incluso a presidentes. En Brasil está acusado el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y está siendo investigado también el actual jefe de Estado, Michel Temer.

Comentarios de esta nota
Comenta esta nota
Medios Internacionales